MICHELE

Michele ha una madre e le sue due mani.

Michele ha la faccia burbera e tu pensi “meglio andar via” ma poi lui ti insegue e ti invita ad entrare.

Fabbrica scalette e manufatti in legno da vendere durante i mercatini di Natale.

Era carpentiere e poi ha fatto il guardiano del cimitero, però “poi me ne sono andato perché i morti me li sognavo pure di giorno”.

Michele lavora in un rudere ai piedi del Castello di Limatola. Raccoglie legna nei boschi vicini, seleziona i pezzi e li raggruppa ordinatamente.

Purtroppo non ce la fa più a stringere il cordino perché ha avuto un incidente alle mani, e poi costa 1.30€ a gomitolo, allora usa lo spago ma tanto la gente le scalette se le compra lo stesso.

Un piatto caldo se lo cucina lui, oppure la vicina gli porta qualcosa quando glielo promette e “si ricorda”.

Nel suo giardino c’è vita accumulata a strati, anche oggetti che raccontano una casa e una donna.

“Signor Michele ma una famiglia ce l’avete?

“Tengo a mia madre”

“E una moglie?”“Una moglie? NO! No, no…” scuote la testa abbassando lo sguardo

(tutte le foto sono state scattate con un Iphone 7plus)

Michele tiene una madre y sus dos manos.

Michele tiene un rostro brusco y piensas "mejor vete" pero luego te persigue y te invita a entrar.

Hace escaleras y artefactos de madera para vender en los mercados navideños.

Él era carpintero y luego guardián del cementerio, pero "luego me fui porque soñaba con los muertos incluso durante el día".

Michele trabaja en unas ruinas al pie del castillo de Limatola. Recoge madera en los bosques cercanos, selecciona las piezas y las agrupa cuidadosamente.

Desafortunadamente, ya no puede apretar el cordón porque tuvo un accidente en la mano, y luego cuesta 1,30 € por bola, así que usa el cordel, pero mucha gente compra las escaleras de todos modos.

Él cocina un plato caliente, o la vecina le trae algo cuando ella se lo promete y "recuerda".

En su jardín hay vida acumulada en capas, incluso objetos que cuentan una casa y una mujer.

“Señor Michele, ¿tiene familia?

"Me preocupo por mi madre"

¿Y una esposa? —¿Una esposa? ¡NO! No, no ... ”niega con la cabeza, mirando hacia abajo

(todas las fotos fueron tomadas con un Iphone 7plus)

Michele tiene una madre y sus dos manos.

Michele tiene cara de mal humor y piensas "mejor vete" pero luego te sigue y te invita a entrar.

Fabrica pequeñas escaleras de madera y otros artefactos para venderlos durante los mercados navideños.

Él era albañil y después de guardián del cementerio, "luego me fui porque empecé a soñar con muertos también durante el día".

Michele trabaja en una casa en ruinas a los pies del castillo de Limatola. Recoge madera en los bosques cercanos, selecciona las piezas y las agrupa cuidadosamente.

Desafortunadamente, ya no puede enrollar la cuerda cuando crea las escaleras porque un accidente en sus manos lo dejó sin fuerza en los dedos, y la cuerda adicional cuesta € 1.30 por ovillo, por lo que usa cordeles, la gente compra las escaleras de todos modos.

Puede cocinar o la vecina le trae algo cuando ella se lo promete y "recuerda".

En su jardín hay vida acumulada en capas, incluso objetos que hablan de un hogar y una mujer.

"Sr. Michele, ¿tiene familia suya?

"Tengo a mi madre"

"¿Y una esposa?"
"¿Una esposa? ¡No! No, no ..." niega con la cabeza y mira hacia abajo.

(todas las fotos fueron tomadas con un Iphone 7plus)